Lírica


Pössneck Stausee

Por mucho que me esfuerce, nunca podré arrancar de mi guitarra sonidos tan bellos como el rumor de los lagos o el suspirar de los árboles mecidos por el viento.

Anuncios

Otoño


Otoño

Los últimos helados han de comerse ya con jerseys de cuello alto mientras los arboles componen bellas sinfonías de ocres y granates. La poesía en el fondo de un cornete de helado.